Cárcel para jefe paramilitar del bloque Calima por crimen de 4 personas en Cajibio

foto de archivo web

Las cuatro víctimas fueron acusadas de tener vínculos con la guerrilla y sus verdugos las torturaron y posteriormente las acribillaron a bala.

Por estos hechos, la Fiscalía 55 Especializada de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario de Cali dictó medida de aseguramiento consistente en detención preventiva sin beneficio de excarcelación en contra Rubinder Becoche Sánchez, alias el Mono.

Becoche Sánchez, jefe del grupo paramilitar Mártires de Ortega, que delinquía en zona rural del municipio de Cajibío (Cauca), se encuentra prófugo desde el 20 de junio de 2016. Su grupo armado ilegal fue absorbido por el Bloque Calima de las Autodefensas Unidas de Calima (AUC), que dirigieron Ever Veloza, alias HH, y Elkin Casarrubias, alias el Cura.

Al resolverle la situación jurídica, en los términos de la Ley 600 de 2000, la medida de aseguramiento establece que Rubinder Becoche Sánchez, alias el Mono, sería el presunto responsable de los delitos de homicidio agravado en concurso homogéneo y simultáneo (4 víctimas), secuestro simple, terrorismo y concierto para delinquir.

Hechos

La muerte de las cuatro personas ocurrió el 24 de noviembre de 2000 en el corregimiento La Pedregoza de Cajibío, cuando un grupo de paramilitares del Bloque Calima instalaron un retén ilegal en la vía y, con lista en mano, seleccionaron a varios habitantes de la zona para ser interrogados.

De forma selectiva, los paramilitares sometieron y amarraron a los hermanos Diego Arnufo y Eris Arturo Camayo Guetio; Dagoberto Velasco Chaguendo, y Luis Germán Valenzuela, a quienes acusaron de ser colaboradores de las Farc, luego los trasladaron a otro sitio, los torturaron y asesinaron.

Para ese día de los hechos, según la investigación, Rubinder Becoche Sánchez se había unido junto con su grupo Mártires de Ortega al Bloque Calima, para operar militarmente juntos.

Licenciado en Ciencias Religiosas de la Universidad Beteros del Tolima, alias el Mono había dado instrucciones de capturar a los colaboradores de la guerrilla. Fue así como las víctimas aparecieron torturadas y con tiros en sus cuerpos detrás de la iglesia del corregimiento La Pedregoza, en cuyos muros las AUC habían pintado consignas sobre su llegada a la zona.

“Muerte que se suscita en lamentable estado de indefensión e inferioridad para las víctimas, detéctese fueron acribillados, sin que estos occisos portasen algún tipo de arma para su defensa”, dice la Fiscalía 55 en su decisión.

Sembraron miedo Del grupo Mártires de Ortega, liderado por alias el Mono, dice la Fiscalía 55:

“Ya en el corregimiento La Pedregoza ocasionaron temor, puesto que estos (sus pobladores) conocieron anticipadamente lo inhumano y cruel de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), pues sus vecinos ya les habían transmitido los actos vandálicos que aquellos causaron con su incursión en las veredas, corregimientos y municipios vecinos”.

Luego de torturar y asesinar a los cuatro pobladores de La Pedregoza, a uno de los cuales le quemaron una motocicleta en la que se transportaba, los paramilitares incursionaron en las casas de las familias para esculcarlas y las saquearon.

Comentarios

comments