Ecos de la visita presidencial al Cauca

Es indiscutible que el Cauca, está viviendo un auge de la gestión gubernamental. Quizá para los pesimistas esto no importe, porque lo urgente es crear zozobra, con los fines electorales pertinentes para quienes fincan sus esperanzas en el temor, en la anarquía, en la desesperanza, en el descrédito institucional, lo que en últimas los obliga a refugiarse en una frase que se volvió común ver en las redes sociales, que denota envidia y falta de amor por su tierra: “ojalá no se la vayan a robar”.

Es verdad que el gobierno nacional ha incumplido algunos acuerdos o no los ha cumplido en su totalidad, con diferentes organizaciones del departamento y ante tanta necesidad que hay en nuestro Cauca, siempre va a  parecer insuficiente los esfuerzos que se hacen en ese sentido. Sin embargo nos debe llenar de esperanza, de fe, los anuncios de la última reunión del Órgano Colegiado de Administración y Decisión de la Región Pacifico (OCAD) que se resumen en  95 mil millones de pesos distribuidos así : pavimentación de la vía Timbio-Paispamba con 15 mil 122 millones de pesos, pavimentación de la vía El Estrecho-Balboa-Argelia-El Plateado con 14 mil 558 millones, pavimentación de la vía Santander de Quilichao-San Pedro-La Placa-Nuevo Día-La Mina-Barondillo, sector de San Pedro-La Palomera con 14 mil 538 millones, mejoramiento de oportunidades sociales para la población indígena en la institución educativa agro ambiental de la vereda El Lago en el resguardo de La Gaitana por mil 613 millones, mejoramiento de la producción cuyícola con 3 mil millones, fortalecimiento de la caficultora familiar en 33 municipios con 20 mil 855 millones, incremento de la competitividad de la cadena productiva de la quinua en el Cauca con 6 mil 213 millones y desarrollo de la cadena láctea para mejoramiento de la calidad de vida en familias caucanas, con 15 mil 860 millones de pesos, son muy dicientes, pero mucho más los dos billones de pesos que, gracias a la gestión del Gobernador Oscar Rodrigo Campo, se logran para prorrogar la existencia del Contrato Plan del Cauca. Estos, de lejos, son mucho más que los recursos de las regalías en cuatro años.

La frase de algunos en el sentido, que “para eso lo eligieron” es también parte de ese acopio argumentativo que tienen quienes se han profesionalizado en la oposición sin argumentos de peso, a ellos les resbala que se ejecuten proyectos muy importantes. Como se está logrando un avance en el sector productivo, ellos quieren garantizar que al menos, la sensación de atraso de y de pobreza generalizada no disminuya. Para conservar posibilidades electorales, o simplemente, para garantizar su menú preferido, comer prójimo, o comer funcionario público.

En Campo, hemos encontrado un gobernante serio, aplomado, conciliador, diligente, estudioso, obviamente con errores, pero que no ahorra esfuerzo en lograr cosas para sus gobernados. ¿Acaso Eso no es lo que queremos? Debemos mirarnos hacia adentro, para corregir ese “yo destructivo”. Es válido hacer críticas, pero que sean constructivas y basadas en argumentos.

Comments

comments