Mi Manifiesto

Estimadas Copartidarias y apreciados Copartidarios:

 

Tuve un sueño en donde visualizaba un enorme e imponente barco azul llamado “Cauca”. El barco había sido construido con mucho esfuerzo, trabajo y dedicación durante varias generaciones por gente sabia y buena para enfrentar cualquier barco enemigo y soportar las más duras tempestades. De repente y en aguas mansas, este imponente barco azul empezó a hundirse. Estaba siendo atacado en su interior por sus propios tripulantes. Quien lo creyera, que angustia tan espantosa. Afortunadamente desperté.

 

No traigo la voz de un náufrago que desesperado observa como los tripulantes destruyen el timón del barco que nuestro capitán cuidó y protegió durante lustros, ni traigo la voz del tripulante confundido que al ver semejante locura huye hacia barcos descoloridos. Tampoco traigo la voz de la navegante que llorando abandona el barco al presenciar como los buitres procedentes de barcos enemigos empiezan a saciar su apetito devorando la madera azul, ni traigo la voz del fiel marinero que instintivamente abraza su bandera esperando ilusamente la calma. No traigo la voz del joven tripulante que con un salvavidas piensa construir un barco nuevo y mejor, ni traigo la voz del capitán que defiende el barco con su vida antes de someterlo a barcos descoloridos.

 

El descarado nepotismo de los últimos alcaldes de Popayán que utilizaron el poder para congraciarse entre sus familias generó una tormenta política que arrasó con las curules del Congreso y está arrasando con nuestras curules en la Asamblea Departamental creando un caos político que no se compadece con la lealtad y honra de nuestros militantes. El presente es negro y desolador. Si no reaccionamos, el futuro será inexistente. Despertemos ya. Le pido que se reúna con su consciencia empuñando una bandera azul con los ojos cerrados durante un minuto. Si en ese lapso, su ritmo cardíaco aumenta, siente cambios en la respiración, recuerda a Caro y Ospina o piensa en el futuro de su familia, de la naturaleza o de “Cauca”, cuéntemelo, hágamelo haber, escríbame a juanmiguelangulogarrido@gmail.com La expresión de su sentimiento será el insumo más valioso para pintar mi bandera.

 

La voz que traigo, es la de un copartidario que iba feliz en ese barco azul y que lo desembarcaron a destiempo por creer en la palabra empeñada que le enseñó su padre Andrés Angulo.

 

Copartidario y amigo,

 

Juan Miguel Angulo Garrido.

Ex diputado a la Asamblea Departamental.

Facebook: Juan Miguel Angulo

Instagram: @juanmiguelangulog

Twitter: @JuanMiAnguloG

Comments

comments