Entonces, el problema tampoco era la plata

Para el año 2.016 el Cauca presupuestó unos ingresos de $672.774 millones y sólo el 11% de esos ingresos, es decir $80.111 millones son ingresos tributarios. Quiere decir que la subsistencia del Departamento depende en un 89% de factores externos, que van desde las trasferencias que hace el Gobierno Nacional a través del Sistema General de Participaciones hasta lo que pueda recoger entre otros por multas, telefonía celular, rentas cedidas por licores y juegos de azar.

Ahora bien en cuanto a los gastos se deduce que los recursos de libre destinación suman un poco menos de $20.000 millones de pesos, los demás egresos tienen destinación específica normadas por leyes y ordenanzas. Se concluye entonces que el gobernador de turno sólo cuenta con esa ínfima cantidad de dinero para distribuirlo entre todas las necesidades de una población que supera los 1.4 millones de seres humanos y sin mayor probabilidad de mejorar las rentas ampliando la base gravable, pues recordemos que aproximadamente el 60% de la población está por debajo de la línea de pobreza y de esa proporción casi la mitad está en la de miseria.

Así las cosas, ahora entiendo la razón por lo que siempre oí que el Cauca era tan pobre que estaba condenado a depender totalmente del Gobierno Nacional y que lo única esperanza que teníamos era un milagro.

Pero vivir para ver y para “volver a creer”, se nos hizo el milagro!!!. Mediante el acto legislativo 05 de 2.011 el Gobierno Nacional de Santos cambió la distribución de la regalías provenientes de la explotación de recursos NO renovables y nuestro Departamento pasó de tener ingresos por concepto de regalías de aproximadamente $5.000 millones a más de $300.000 millones de pesos anuales en promedio.

Imaginémonos esto, al Cauca le asignaron en el quinquenio entre 2.012 y 2.016 la suma de 1.52 BILLONES de pesos, suma que si dividimos por los 20.000 millones de recursos de libre destinación, le hubiera tomado al Cauca 76 años para tener esa cantidad de dinero, pero bueno seamos más generosos y quitémosle la plata que es del Cauca pero que por ley tiene que ir a los pensionados y al Fondo de Ahorro y Estabilización, y nos arroja como resultado que el Gobernador del Cauca tuvo a su disposición una suma superior al billón de pesos que en términos de recursos de libre destinación le hubiera tomado 50 años. Esto quiere decir que él ex gobernador Temistocles Ortega tuvo a su disposición en su cuatrienio los que tuvieron todos los ex gobernadores sumados desde Daniel Solarte Hurtado en 1.963 y aún más, como no hubo “suficientes” proyectos y no se comprometieron todos los recursos, con lo aprobado hasta el 2.015, estamos hablando de 30 años.

Posiblemente cualquier extranjero desprevenido con sentido común nos felicitaría por el milagro y creería que después de 5 años de regalías, el Cauca se está preparando para afrontar el futuro creando nuevas rentas para el erario basados en la explotación de sus inmensos recursos naturales de tal manera que le diesen cierta independencia del Gobierno Nacional. Con vergüenza le diríamos que lamentablemente ningún proyecto aprobado tuvo ese enfoque y que estamos inmersos en un escándalo a nivel nacional por la forma como se han gastado las regalías, que por ejemplo en un proyecto se le entregó mediante convenio a un ejecutor con un patrimonio de $520.000 pesos una suma superior a los $4.000 millones, que según el portal del diario El Tiempo del pasado 28 de marzo,  después de tres años de ejecución donde se prometían realizar 200 emprendimientos con base digital sólo se han hecho tres, que $2.545 millones son para gastos de funcionamiento, que se contrataron $916 millones en personal que tenía conflicto de intereses e inhabilidades y $200 millones en contratos con supuestos familiares.

Al hipotético extranjero yo solo atinaría a decirle que esas acusaciones son apenas eso y que deben ser los entes de control los que determinen la gravedad de esos señalamientos, sin embargo le reconocería que lamento profundamente que el ex gobernador Temistocles haya dilapidado nuestra gran oportunidad para catapultar el Departamento hacía el futuro. Que era el momento para que el Cauca con tanta agua tuviera, como en Antioquia por ejemplo, su propia generadora de energía hidráulica, o que con tanto volcán deberíamos estar investigando sobre la producción de energía geotérmica, o que en vez de habernos gastado 7.644 millones en investigar la ganadería y la boñiga de Mercaderes y Patía haberlo hecho en la producción de biocombustibles basados en la jatropha, palma africana y piña, en esos mismos municipios.

Finalmente, ante la evaluación de las regalías, tendría que reconocerle que el problema del Cauca tampoco era la plata sino la mentalidad miope y mezquina donde el que gana cree que los recursos son propios y que por tanto puede hacer lo que le plazca.

https://www.sgr.gov.co/LinkClick.aspx?fileticket=Azj_nTLjKNE%3D&tabid=62

http://www.alcaldiabogota.gov.co/sisjur/normas/Norma1.jsp?i=51016

http://www.alcaldiabogota.gov.co/sisjur/normas/Norma1.jsp?i=60356

http://m.eltiempo.com/justicia/investigacion/recursos-de-la-ciencia-en-el-cauca-se-gastaron-en-cursos-de-ingles-y-viajes-al-exterior-72536

Comentarios

comments