Señor periodista Ovidio Reinaldo Hoyos

Durante muchos años hemos seguido su trayectoria como Comunicador Social y hemos admirado su objetividad y profesionalismo, pero sobre todo, su valor para ser crítico con los gobernantes y su respeto por los oyentes, que los escuchamos con fidelidad, porque nos ha generado algo a lo cual debe aspirar todo periodista y es la credibilidad.

 

Pero desde hace un poco menos de dos años, algo lo está afectando y se produjo un cambio perverso, una rara mutación en su manera de ejercer el periodismo, porque perdió el don más preciado del comunicador social, que es la imparcialidad y se dedicó a defender al Gobierno Municipal, ponderando sus pocos aciertos y guardando silencio sobre sus múltiples equivocaciones y ahora hemos escuchado el “run run” de que irrespeta de manera abierta a quienes ejercemos el Control Social, que es un Derecho Constitucional otorgado por el artículo 40.

 

Señor Periodista Ovidio Reinaldo Hoyos, por favor, diga la verdad completa, en la licitación 83 de 2017, aunque en audiencia pública, el Municipio de Popayán violó los principios de legalidad, transparencia, imparcialidad, igualdad, debido proceso y atropelló el derecho de contradicción de los oferentes, todo lo cual podemos demostrar, porque nosotros hablamos con pruebas y documentos en mano.

 

A usted, que invoca a Dios todos los dias y eso lo respetamos, porque hace parte de su Libertad de Cultos, lo invitamos a que sea coherente y cumpla el octavo Mandamiento de la Ley de Dios: “No levantar falsos testimonios ni mentir”, no le diga mentiras a la comunidad y respete a quienes ejercemos el Control Social y antes no podíamos hacerlo, por nuestra calidad de servidores públicos.

 

Si lo desea, lo invitamos a hacer un debate público sobre el Gobierno de Popayán, cuando quiera y donde quiera, sería un placer debatir públicamente sobre temas que le interesan a toda la Comunidad de Popayán.

 

Bendiciones, porque las necesita.

Comments

comments