Un viaje cultural por Popayán

Sus calles recuerdan la época de la colonia, su gastronomía es típica de aquellos lugares que tienen la fortuna de estar rodeados de zonas campesinas ricas en productividad, la calidad humana de sus habitantes hacen que todo aquel que la visite quiera regresar, no se trata de ninguna ciudad europea, es Popayán, la capital del departamento del Cauca.

‘La ciudad blanca’ como se le conoce popularmente, es una de las más antiguas y mejor conservadas de América, algo que se ve reflejado en su arquitectura y tradiciones religiosas. Popayán tiene uno de los Centros Históricos Coloniales más grandes del país y América, con un total aproximado de 236 manzanas de sector histórico.

En 2005, fue designada por la UNESCO como ‘Ciudad UNESCO de la Gastronomía’​ gracias a su variedad y significado para el patrimonio intangible de los colombianos. La cocina caucana fue seleccionada por mantener sus métodos tradicionales de preparación a través de la tradición oral.

La época del año en la que más visitantes tiene es en Semana Santa, esto debido a su gran tradición religiosa. Sin embargo, es común que tenga visitantes de Colombia y el mundo (especialmente estadounidenses y alemanes) en cualquier momento del año.

Recorrer las calles del centro de la ciudad es sentir su historia. Fachadas coloniales que lucen intactas, el blanco se apodera de la mayoría de edificaciones, faroles que iluminan cada una de sus vías y balcones llenos de flores, hacen sentir a propios y visitantes estar viviendo una realidad completamente distinta a la que viven en sus ciudades de origen.

Además de las procesiones de Semana Santa y su arquitectura, Popayán cuenta con varios atractivos turísticos como los son la Feria Artesanal Nicolina Castro, que se realiza a finales de noviembre, y su variada gastronomía ya que cuenta con varios productos originarios de esa región como las empanadas de pipían, el salpicón payanés y los aplanchados.

Las empanadas de pipían en combinación con el ají de maní, son dos de los productos más apetecidos por los turistas, ya que su combinación de papa colorada con ajo y otros ingredientes tradicionales, hacen que no se pueda comer solo una.

El Salpicón Payanés es otro de esos manjares apetecidos gracias a su deliciosa mezcla de mora de castilla, lulo y trozos de guanábana.

Mientras que los aplanchados son un pequeño pan hojaldrado al horno ligeramente endulzado, que son característicos de ‘Doña Chepa’ uno de los lugares más concurridos de Popayán gracias  a sus más de 50 años de tradición.

Entre sus construcciones más simbólica se encuentra el Puente del Humilladero, una imponente joya arquitectónica compuesta por dos arcos que cruzan el río Molino y fue levantada en 1873 por Fray Serafín Barbetti.

Cuenta la leyenda que antiguamente el puente presentaba una falla que obligaba a las personas que querían acceder al centro a subir de rodillas debido a su inclinación.

La torre del reloj es una imponente edificación de color blanco que se encuentra ubicada en la calle más céntrica de la ciudad, justo al frente la Plaza Caldas. A su lado se encuentra la basílica Catedral Nuestra Señora de Asunción que es una de las más visitadas por su infraestructura y misas.

¿Cómo llegar a Popayán?

En esta época del año y debido a la gran cantidad de inconvenientes que han tenido las aerolíneas, los costos de los pasajes aéreos desde Bogotá han variado. Diferentes agencias de viaje promocionan pasajes entre semana con un valor cercano a los 400.000 pesos colombianos. Sin embargo, para viajar un fin de semana en temporada alta el costo se duplica.

Popayán cuenta con el aeropuerto Guillermo León Valencia, ubicado al norte de la ciudad y cerca a toda la oferta de actividades existente por lo que el desplazamiento hasta su sitio de hospedaje lo puede hacer fácil y rápidamente

La capital del Cauca es atravesada a lo largo de su territorio por la Vía Panamericana, la principal de Colombia. Además, el Terminal de Transportes se encuentra ubicado en cercanías al aeropuerto lo que permite una fácil salida y llegada de turistas.

Anímese a conocer la ‘Ciudad Blanca’, un lugar lleno de magia y experiencias difíciles de encontrar en otros lados, lo mejor de todo, es un destino que es amigable con sus bolsillos y permite disfrutar de los diferentes tipos de turismo.

Nota tomada de: https://www.kienyke.com

Comments

comments